Mosto y bodega

Poseemos una amplia bodega compuesta por antiguas botas de madera donde el caldo de uva hace su fermentación hasta llegar a hacerse mosto. La dividimos en dos zonas: la primera situada en el salón principal y la segunda situada en el sotano del mesón donde el mosto se cria de una forma controlada a una temperatura ambiente constante y sin que nada lo intorpezca en su crianza.

El mosto comienza su crianza a principios de septiembre cuando la uva se pisa y pasa a las botas para su posterior fermentación. Transcurridos unos 40 días ya está listo para tomar. Con su característico color dorado y su sabor el mosto se convierte en esta época en centro de concentración de infinidad de gente en tabernas , bares y restaurantes en todo el Aljarafe.

Aqui, en Bodega Salas tenemos un mosto de gran calidad que incluso cuando acaba la temporada usted podrá degustar durante todo el años gracias a que procedemos al embotellado del mismo en su justa fecha para que no pierda sus propiedades.

EL MOSTO, UN PLACER PARA SUS SENTIDOS.

No se admiten más comentarios